Un agente muerto y otro herido junto al Capitolio de EE.UU. tras ser embestidos por un auto

El lugar exacto de la avenida Constitución donde el auto chocó contra la barricada es directamente el punto de entrada por el que llegan los senadores y su personal, según observadores en la zona.

26

Un agente de policía murió y otro resultó herido este viernes cerca del Capitolio de Estados Unidos tras ser embestidos por un vehículo, dijo la policía de Washington D.C.

El Capitolio, sede del Congreso de Estados Unidos, y las calles de alrededor fueron cerradas al tráfico y al paso de personas.

La jefe interina de la Policía del Capitolio, Yogananda Pittman, informó en rueda de prensa que uno de los agentes no sobrevivió al ataque y que el sospechoso también murió.

Pittman no reveló la identidad del agente muerto porque todavía tiene que darle la noticia a sus allegados. Tampoco se revelaron detalles del sospechoso.

Horas antes, la propia policía había alertado a las oficinas de los congresistas de que había «una amenaza de seguridad externa».

El incidente se produjo alrededor de las 13:00 hora local (17:00GMT).

El lugar exacto de la avenida Constitución donde el auto chocó contra la barricada es directamente el punto de entrada por el que llegan los senadores y su personal, según observadores en la zona.

La oficina local del FBI en Washington está dando apoyo a la policía del Capitolio.

El fiscal general de EE.UU., Merrick Garland, también está recibiendo actualizaciones constantes sobre el incidente, del que todavía no se conocen detalles sobre el autor o sus motivaciones.

Congreso en receso

Imágenes de la zona mostraron un helicóptero sobrevolando lo que parecían ser dos personas en camillas siendo transportadas a una ambulancia.

El Congreso no estaba en sesión por las vacaciones de Pascua.

El presidente estadounidense, Joe Biden, dejó Washington horas antes para ir a Camp David, el lugar de descanso presidencial situado en Maryland.

El Capitolio se encuentra fuertemente blindado desde el asalto del 6 de enero por una turba de seguidores del expresidente Donald Trump que dejó cinco muertos, aunque hace dos semanas se habían retirado parcialmente algunas de las vallas de seguridad.