Mookie, Dodgers obligan un Juego 5 en S.F.

82

LOS ÁNGELES — Los Dodgers de Los Ángeles, por segunda vez en menos de una semana corrían peligro de verse eliminados, mantuvieron la misma estrategia calmada.

Fueron sus 52.935 aficionados los que se volvieron locos el martes para celebrar una victoria 7-2 sobre los Gigantes de San Francisco, que forzó un decisivo quinto juego en la serie divisional de la Liga Nacional.

Mookie Betts jonroneó y remolcó tres carreras, Will Smith pegó otro cuadrangular y los Dodgers, defensores del título de la Serie Mundial, mantuvieron con vida su temporada. El miércoles pasado derrotaron a San Luis en el juego de wild card de la Liga Nacional.

«Todo el mundo estaba tranquilo, relajado en cierto modo, y quería jugar», comentó Betts. «No es como si de pronto fuéramos a empezar a batear más fuerte o a lanzar más lejos o más rápido o lo que fuera. Es el mismo juego al que hemos estado jugando. Sólo que es una situación de ganar o volverse a casa».

Los Gigantes, que han acumulado 107 victorias, recibirán el jueves a los Dodgers, con 106 triunfos. El ganador se enfrentará a Atlanta en la serie por el campeonato de la Liga Nacional. Los Bravos habían eliminado a Milwaukee antes el martes.

«Nos conocen, nosotros les conocemos muy bien», dijo Smith. «Va a depender de quién lo quiere un poco más».

San Francisco ganó el oeste de la Liga Nacional por un juego sobre los Dodgers, en una pugna histórica que llegó hasta el último día de la temporada regular. Ahora, los dos rivales decidirán la victoria en un único juego.