Monseñor Ozoria deplora las promesas incumplidas para quienes viven en la miseria y sin salud

99

El arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, ofició la misa del Domingo de Resurrección en la Catedral Primada de América, donde deploró las promesas incumplidas que tienen los más necesitados.

“Creer en el Jesús resucitado es revelarnos con todas nuestras fuerzas ante tantas personas que sólo han conocido en esta vida miseria, humillación y sufrimiento,  que quedan olvidados para siempre” expresó monseñor en un templo lleno de feligreses que celebra la resurrección de Jesús.

Agregó que “creer en el resucitado es acercarnos con esperanza a tantas personas sin salud, enfermos crónicos,  discapacitados y personas unidas en la depresión,  cansadas de oír promesas de cambio. Un día conocerán lo que es vivir con paz y salud total, escuchará las palabras del Padre cumpliendo su promesa de entrar para siempre en el gozo de tu señor.

Personas de distintas edades, incluidas familias completas y extranjeras llenaron la iglesia en este domingo que culmina la Semana Mayor.

Esta además contó con la participación de todos los miembros del coro de la Catedral, quienes vestidos de rojo y blanco coreaban salmos y cánticos.

Regocijo

Dos monjas llenaron de alegría la Catedral vociferando: “Ustedes no saben qué Cristo resucitó” y de esta forma los creyentes presentes coreaban “aleluya Cristo resucitó la madrugada del domingo” una y otra vez, mientras le daban a las palmas de sus manos.