Los venezolanos vuelven a cambiar divisas libremente después de 12 años

167

CARACAS.- Los venezolanos pudieron ayer por primera vez comprar y vender divisas en efectivo libremente en las casas de cambio o en las oficinas bancarias con la entrada en vigor del nuevo Sistema Marginal de Divisas (Simadi), después de doce años de un férreo control de cambio por parte del Gobierno.
Según constató Efe en varias casas de cambio de Caracas, los venezolanos se mostraban satisfechos de la apertura que supone el nuevo sistema, que permite a cualquier ciudadano, tras rellenar un formulario y presentar su cédula de identidad, adquirir un máximo de 300 dólares diarios a un cambio ligeramente inferior al del mercado paralelo o ilegal.
En el primer día de funcionamiento el cambio fue ayer de 172,05 bolívares por dólar, una cantidad casi 30 veces superior a los 6,3 bolívares por dólar del primer cambio oficial más bajo y 15 veces mayor que la del segundo tipo oficial, denominado Sicad y fijado en 12 bolívares por dólar.
Aún así, el cambio del Simadi resultaba más beneficioso para el comprador que los 188,96 bolívares que costaba hoy adquirir la moneda estadounidense en el mercado paralelo o ilegal, con la ventaja de representar una alternativa legal y con garantías.
Los responsables de una casa de cambio del este de Caracas, en la que un flamante panel reflejaba la cotización en el Simadi de cada divisa extranjera, indicaron a Efe que registraban una buena afluencia de gente y que las operaciones cambiarias se estaban realizando normalmente, aunque con los problemas propios del primer día.
La mayor parte de los clientes acudieron para comprar divisas más que para venderlas, señalaron.
«Me parece muy bien el nuevo sistema, es una apertura que se debe dar porque era lógica y muy necesaria», declaró Marcelo País, un corredor de seguros de origen peruano, con más de 40 años de residencia en Venezuela.