Las Escuelas de la Plaza de la Cultura de Bonao culminan su año académico con el apoyo de Falcondo

Más de 700 niñas y niños se benefician de formación en distintas ramas del arte, danza y música con el respaldo desde sus inicios de la empresa minera.

50

Bonao.-Con el espectáculo “La fábrica de los Dulces” se dio cierre al año académico 2021-2022 de las escuelas de formación artística de la Plaza de la Cultura de Bonao, que se desarrolló gracias al apadrinamiento de la empresa minera Falcondo.

La presentación artística de fin de año escolar, inspirada en esta ocasión en una fábrica de caramelos, reunió manifestaciones de ballet clásico, folclórico y danza moderna, teatro, música de piano y guitarra y artes visuales, realizadas por los estudiantes que mostraron así lo aprendido durante el curso.

Las escuelas que funcionan en la Plaza de la Cultura de Bonao, creación del maestro de la pintura Cándido Bidó, congregan en sus dos tandas, matutina y vespertina, alrededor de 700 niños y jóvenes de 5 a 21 años. El área de formación con más estudiantes es la de ballet clásico con una matrícula que supera las 80 niñas.

Falcondo ha respaldado la escuela desde sus inicios, con el mantenimiento, acondicionamiento y remozamiento de sus espacios y el apoyo a sus programas para garantizar una experiencia formativa sostenible y de mejor calidad.

En la presentación de fin de curso, cada escuela tuvo su participación. Creatividad infantil expuso los mejores trabajos realizados durante todo el año; danza moderna se ocupó del opening, ballet clásico presentó tres números y ballet folklórico, dos actos.

Los estudiantes de piano y guitarra interpretaron varias piezas, una canción de autoría de una estudiante, y los de teatro, el grupo más numeroso, montaron una adaptación de la obra “Willy Wonka”. En la actividad también se reconoció a los estudiantes meritorios de cada área, entregándoles su correspondiente diploma de honor.

“En Falcondo creemos que la educación es uno de los pilares básicos para que las familias y los pueblos pueden crecer y avanzar, empezando por sus niños”, dijo Dimitrios Degaitas, gerente de Servicios de Emergencia y Responsabilidad Social de Falcondo.

Degaitas resaltó que “por eso, desde hace más de 25 años, nuestra empresa ha apadrinado más de 130 escuelas en las provincias Monseñor Nouel y La Vega, favoreciendo la calidad de la experiencia educativa de los jóvenes estudiantes y con ello, elevando la calidad de vida para ellos y sus familias y la esperanza de un mejor futuro”.

“Tengo el honor de darle formal bienvenida a este acto de cierre de fin de año escolar donde nuestros estudiantes, profesores y personal administrativo en un solo conjunto monolítico entregan a la sociedad de Bonao una nueva propuesta en términos programáticos”, dijo Julio Valentín, director ejecutivo de la Fundación Bonao para la Cultura, haciendo referencia a que Bonao, no es solo rica por los recursos minerales que tiene bajo sus suelos, sino por la calidad de sus habitantes, por la herencia histórica que representa para el país y por el talento en materia artística y cultural de las personas.

El director de la Plaza de la Cultura destacó que la empresa minera Falcondo ha sido una gran aliada desde el 1992, cuando el proyecto inició de la mano del destacado artista plástico Cándido Bidó, creando la primera estructura para todo un proyecto que hoy muestra sus frutos para orgullo de los nouelenses.

Con su apoyo a la Plaza de la Cultura de Bonao, Falcondo reafirma su compromiso con el desarrollo humano en las provincias donde tiene incidencia a través de la educación y el fomento del arte y la cultura.

En la actividad se dieron cita José Luis Bidó, hijo del maestro Bidó, los miembros de la Fundación Bonao para la Cultura, autoridades municipales, familiares de los estudiantes, docentes, colaboradores de Falcondo y representantes del mundo social y cultural de la provincia.