Kapler y Cash ganan el premio Mánager del Año

Este miércoles se conocerán los ganadores del Cy Young en la MLB

45

Gabe Kapler y Kevin Cash ganaron el premio al Dirigente del Año en la Liga Nacional y Americana, respectivamente.

Cash, de los Rays de Tampa Bay, quien también lo ganó en el 2020, se une a Bobby Cox como el único piloto en la historia en llevarse el Manager del Año en campañas sucesivas.

Kapler, de los Gigantes de San Francisco, obtuvo 28 de los 30 votos al primer lugar. Counsell, quien terminó en el segundo puesto, recibió un voto al primer puesto, mientras que Shildt (3ro) se llevó el otro. Brian Snitker de los Bravos finalizó en el cuarto puesto y Dave Roberts de los Dodgers en el quinto.

Kapler tenía una responsabilidad bien grande por delante cuando le tocó reemplazar a Bruce Bochy como manager de los Gigantes en noviembre del 2019. El movimiento no fue bien recibido por los fanáticos de los Gigantes, pero el presidente del departamento de operaciones de béisbol, Farhan Zaidi, defendió la decisión y dejó en claro que estaba dispuesto a jugarse su propia reputación convirtiendo a Kapler en el elegido para liderar al club.

Dos años después, es difícil refutar los resultados. Después de tener marca de 29-31 en su primer año al frente del club, Kapler guio a los Gigantes a un récord para la franquicia de 107 victorias y su primer título divisional del Oeste de la Liga Nacional desde el 2012, algo muy destacable tomando en cuenta que, según las proyecciones del sistema Pecota de Baseball Prospectus, el pronóstico era de 75 triunfos.

Cash volvió a ganar

Cash, quien superó en la votación a Scott Servais (2do lugar) de los Marineros y Dusty Baker de los Astros (3ro), supo navegar una serie de obstáculos para liderar lo que terminó siendo una temporada histórica en Tampa Bay. El puertorriqueño Charlie Montoyo de los Azulejos finalizó de cuarto, su compatriota Alex Cora de los Medias Rojas de quinto, Tony La Russa de los Medias Blancas en el sexto y AJ Hinch de los Tigres en séptimo lugar.

Cash creó una atmósfera positiva y relajada que les permitió a los jugadores sentirse cómodos siendo ellos mismos. Manejó a la perfección un roster construido en base a profundidad y flexibilidad más que en estrellas, utilizando a 61 jugadores (incluyendo 38 lanzadores) y 158 alineaciones distintas durante la ronda regular.

Es un piloto habilidoso a la hora de tomar decisiones en los juegos.