José Mujica y su emblemático Volkswagen, serán inolvidables para el mundo

189
SANTO DOMINGO, República Dominicana (EFE y otros servicios de Acento.com.do).- Así como llegó se fue. En su emblemático Volkswagen que en todo el mundo fue visto como el símbolo de la austeridad de su gobierno. El ahora ex presidente de José Mujica emprendió la marcha como civil luego de entregar a Tabaré Vázquez la banda presidencial, un gesto que recordó al que se produjo hace cinco años en la misma ceremonia, cuando la entrega fue a la inversa.
“La voy a cuidar y capaz que te la devuelvo”, dijo en 2010 Mujica al recibir la banda decorada con los colores de la bandera nacional de manos de Vázquez, quien fue el primer presidente de izquierdas en la historia de Uruguay (2005-2010) y hoy asumió su segundo mandato.
A los pies de la estatua del líder de la independencia uruguaya José Gervasio Artigas, del que Vázquez dijo en su primer discurso presidencial que será quien guíe sus políticas, ambos mandatarios se fundieron en un fuerte y emotivo abrazo que culminó con la entrega de la banda.
En un soleado domingo, la multitud de ciudadanos congregada en la Plaza de la Independencia de Montevideo comenzó ovacionando a Vázquez e intensificó su voz para dedicar cánticos de “Pepe, Pepe” dirigidos a Mujica durante la ceremonia celebrada al aire libre.
Pero igual de famoso se volvió su pequeño auto, con el cual llegó a trasladar a cualquier persona que se encontraba en el camino y que se rehusó a vender, aún cuando le ofrecían millones de dólares, por el simple hecho que su vehículo se lo habían relegado sus amigos.
José Mujica agradeció a su “querido pueblo” por acompañarlo durante sus cinco años al frente del gobierno de Uruguay, en especial cuando se sintió “solo”, según dijo en medio de la ovación de miles de personas que despidieron a su “Pepe”.
Mujica recibe jugosas ofertas por su auto
Símbolo de la austeridad del presidente uruguayo José Mujica, un viejo Volkswagen “Fusca” de 1987 con el que ‘Pepe’ transita por las calles de su país se transformó en objeto de deseo de un jeque árabe que pagaría un millón de dólares por el auto.
La millonaria propuesta le fue realizada durante la cumbre G77+China celebrada a mediados de año en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), informó el jueves el semanario Búsqueda.
La desproporcionada oferta no fue la única que recibió el mandatario por su viejo automóvil de color celeste, que usa los fines de semana y con el que fue a votar en las elecciones del 26 de octubre.
Según la última declaración jurada de Mujica, el ‘Fusca’ del año 1987 está valorado en 70.000 pesos (USD 2.880).