El papa: «Ya he firmado mi renuncia» en caso de impedimento médico

El Pontífice le entregó al cardenal Bertone hace nueve años una carta de abandono

25

El papa Francisco reveló por primera vez en una entrevista el domingo que firmó una carta de renuncia hace casi una década en caso de que su mala salud le impida desempeñar sus funciones.

Francisco, que cumplió 86 años el sábado, ya había dicho que renunciará al papado en caso de que problemas de salud le impidan hacer su trabajo.

“He firmado ya mi renuncia en caso de impedimento médico”, dijo en una entrevista al diario español ABC.

Francisco explicó que firmó la renuncia y se la entregó en 2013 al entonces secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, antes de que este se jubilara.

“Yo la firmé y le dije: ‘En caso de impedimento por cuestiones médicas o qué sé yo, acá está mi renuncia. Ya la tienen’”, explicó el papa.

Preguntado por el entrevistador sobre si quería que se conociera ese hecho, Francisco respondió: “Por eso te lo digo”.

También, el Papa bromeó sobre la carta: “Ahora alguno irá a pedírselo a Bertone: ‘¡Deme el papelito!’”. Según agregó, cree que Bertone se la entregó al cardenal Pietro Parolin, actual secretario de Estado del Vaticano.

Francisco tiene dificultades para caminar por un problema inoperable en la rodilla. El dolor crónico de rodilla de Jorge Bergoglio lo ha obligado a utilizar una silla de ruedas desde mayo y ha provocado el aplazamiento de varios viajes en los últimos meses. El estado de salud del papa Francisco es objeto de numerosas especulaciones porque, debilitado por sus dolores, dejó “abierta” la posibilidad de renunciar un día a su ministerio.

En una entrevista en julio reconoció que necesitaba bajar el ritmo. “Creo que a mi edad y con esta limitación, tengo que preservarme un poco para poder servir a la iglesia. O, alternativamente, pensar en la posibilidad de dar un paso al costado”, dijo entonces.

El predecesor de Francisco, Benedicto XVI, renunció en 2013 por problemas de salud. Ahora vive en la Ciudad del Vaticano.

En la entrevista, también se refirió a la salud del Papa emérito, a quien dijo que visita con frecuencia. “Tiene buen humor, está lúcido, muy vivo, habla bajito pero te sigue la conversación. Me admira su inteligencia. Es un grande”, apuntó.

El papa Benedicto XVI es el único pontífice que ha renunciado a su cargo en los últimos 598 años. Gregorio XII fue el último papa en renunciar hasta la renuncia de Benedicto XVI, casi seis siglos después. En 1294 el papa Celestino V protagonizó la renuncia más conocida de la historia, seguida de la de Benedicto XVI.