Editores entregaron libros pese a suspensión de Contrataciones Públicas

Acuses de recibo demuestran que Educación recibió los textos

19

Desde el pasado miércoles, el Ministerio de Educación empezó a recibir los libros digitales que usará en el próximo año escolar, pese a la suspensión de varios de los contratos de compras que dictaminó la Dirección de Compras y Contrataciones Públicas (DGCP), por presuntas irregularidades en la licitación.

Tanto las editoras Actualidad Escolar, como Cocolo Editorial CA-Mart Solusiones aseguran que ya entregaron al Ministerio los libros correspondientes a su contrato como ganadoras en la licitación “MINERD-CCC-PEEX-2022-0003 para la adquisición de libros de textos, formato digital, para el nivel secundaria, año escolar 2022-2023”.

1,800

millones de pesos fueron adjudicados en el contrato con las citadas casas editoras.

Todavía el miércoles, Contrataciones Públicas aseguraba que estaba en vigencia su resolución 104-2022, del 12 de julio pasado, con la que suspendió parcialmente la referida licitación en lo que respecta a los contratos de adjudicación de las empresas Cocolo Editorial, Editora Cosme Peña, CA-Mart Soluciones y Ediciones Salomé.

La suspensión

Con su resolución, la DGCP “suspende la ejecución de los contratos correspondientes a los lotes 1,2,3 y 7 “ que se otorgaron a esas empresas.

La decisión se emitió como medida cautelar ante un proceso de impugnación que impuso otra de las adjudicatarias, Actualidad Escolar 2000, contra los lotes entregados a las cuatro empresas antes señaladas.

Pero dicha impugnación, presentada el pasado 15 de junio, fue resuelta el pasado 20 de julio, cuando el Comité de Compras y Contrataciones del Ministerio rechazó el recurso de Actualidad Escolar al “no verificarse los vicios argüidos como motivo de revocación”.

Aunque esta decisión se encuentra entre los documentos del proceso de licitación colgados en la página de Compras Dominicanas, Contrataciones Públicas no habría sido notificada formalmente de la medida, a juzgar por el comunicado emitido por esa entidad el miércoles.

En declaraciones a Diario Libre, Carlos Pimentel aseguró que el Ministerio de Educación no les había comunicado ninguna decisión sobre la impugnación que llevara a levantar la suspensión, la que seguía vigente.

Los acuses de recibo

Sin embargo, Diario Libre tuvo acceso a acuses de recibo de la entrega de los libros correspondientes a algunos de los lotes que estaban suspendidos.  Las facturas, con fecha del 3 de agosto de 2022, tienen el sello del Ministerio de Educación.

La Ley 340-06 sobre Compras y Contrataciones Públicas indica que la DGCP  “podrá tomar medidas precautorias oportunas, mientras se encuentre pendiente la resolución de una impugnación para preservar la oportunidad de corregir un incumplimiento potencial de esta ley y sus reglamentos, incluyendo la suspensión de la adjudicación de un contrato o la ejecución de un contrato que ya ha sido adjudicado”.

También señala que las resoluciones que dicten las entidades contratantes podrán ser apeladas cumpliendo el mismo procedimiento y con los mismos plazos, ante el órgano rector, dando por concluida la vía administrativa.