Cada contenido que publiques en tus canales digitales debe contribuir con un objetivo concreto que aporte valor al cliente y al negocio.

Una buena manera de determinar qué objetivos perseguir en nuestra estrategia de contenidos en las redes sociales es analizar nuestra estrategia de ventas, la naturaleza de nuestro productos y las características de nuestros clientes.

Recuerda que la venta no es un evento, sino un proceso; es decir, el objetivo no es cerrar la venta como tal, sino construir una relación con los clientes potenciales y actuales para ayudarlos a satisfacer sus necesidades y convertirlos en embajadores de nuestra marca.

Marketing de Contenidos

Estos son algunos de los objetivos de marketing de contenido que te puedes plantear:

    • Atraer: Lograr que los clientes potenciales que aún no te conocen, se interesen por tu propuesta de valor. Ejemplo: Un Lead Magnet es un tipo de contenido muy efectivo para atraer clientes potenciales.
    • Generar Confianza: Lograr que los clientes potenciales confíen en ti, en tu empresa y en tus productos o servicios. Ejemplo: Aquí funcionan muy bien contenidos como webinars, testimonios y pruebas sociales.
    • Engagement: Fortalecer la relación emocional que existe entre los clientes y tu marca. Ejemplo: El Storytelling es un excelente tipo de contenido para llegar al corazón de tus clientes.
    • Branding: Lograr que tus clientes recuerden tu marca y tus signos distintivos. Ejemplo: Una melodía pegajosa o un poco de humor es una excelente manera de quedarte en la cabeza de tus clientes.
    • Convertir: Llevar a los clientes a realizar una acción concreta: registrarse, suscribirse, comprar, llamar, etc. Ejemplo: Aquí se deben usar contenidos con llamados a la acción muy concretos y utilizar herramientas que le faciliten al usuario realizar dicha acción, como formularios o landing pages.
    • Educar: Enseñar a tus clientes acerca de producto, tu empresa, cómo usar mejor tu producto, cuál es tu diferencial, por qué vales lo que cobras, etc. Ejemplo: Los contenidos en vídeo tipo tutorial son una excelente manera de educar a los clientes.
  • Fidelizar: Lograr que tus clientes actuales te sigan comprando y además te recomienden con sus amigos y contactos. Ejemplo: Sorprende a tus mejores clientes con contenido exclusivo e invitaciones inesperadas que los hagan sentir importantes.

Dependiendo de tu modelo de negocio o del tipo de productos que ofreces, puede que tengas que lograr otros objetivos para que los clientes se animen a comprarte y recomendarte. Lo importante es que entiendas muy bien sus motivaciones, necesidades, dudas, temores y procesos de compra.