Diversos usuarios han comenzado a compartir un mensaje que WhatsApp les ha hecho llegar en donde notifica del cambio.

En semanas pasadas, WhatsApp anunció que comenzaría a notificar a sus usuarios sobre las modificaciones y cambios en los términos del servicio (ToS).

Aunque se espera que la medida entre en vigor el 8 de febrero, desde hace algunas semanas la plataforma está solicitando la firma de la autorización para recibir dichos mensajes.

Los que continúen con la app  conocerán los cambios integrados y, en caso de no estar de acuerdo con las novedades tenderemos que eliminar la cuenta.

Los cambios han causado revuelo

La que parece ser la primera de estas notificaciones ha llegado y, al parecer no ha sido bien recibida por el grueso de los usuarios de la reconocida aplicación de mensajería.

Durante las últimas horas, diversos usuarios de la plataforma han comenzado a compartir un mensaje que WhatsApp les ha hecho llegar en donde notifica del cambio en sus términos de uso y condiciones de privacidad.

La molestia de diversas personas responde a que, en este mensaje, queda claro que desde ahora los usuarios se verán obligados a compartir información con Facebook Inc. En otras palabras, no podrán optar por eliminar esta opción, si no están de acuerdo tendrán eliminar su cuenta.

Cuando la popular aplicación de mensajería actualizó por última vez su política de privacidad en julio de 2020, dio a los usuarios un mes para optar por no compartir información con Facebook. Ahora, su política de privacidad actualizada no ofrecerá esa opción.

Los datos que se compartirán

La política actualizada ofrece muchos más detalles sobré cómo se compartirán los datos de los saurios con Facebook,  el resto de las empresas en la plataforma y otros servicios de terceros.

La información que se compartirá con Facebook serán:

  • Información de registro de la cuenta (como números de teléfono)
  • Información relacionada con el servicio
  • Datos de transacción, si los usuarios usan WhatsApp Pay o compran productos a través de él
  • Información sobre cómo interactúa con otros (incluidas las empresas) cuando usa WhatsApp
  • Información del dispositivo móvil
  • Dirección IP
  • Otra “información que recopilamos” o que obtenemos “mediante notificación o en base a su consentimiento”

Los usuarios no están contentos

Aunque la nueva política de privacidad, a decir de la propia red social, busca “mejorar los sistemas de entrega, comprender los servicios utilizados, promover la seguridad, combatir el spam, mejorar la experiencia del usuario a través de sugerencias personalizadas y para ofertas y anuncios relevantes”, lo cierto es que para los usuarios el hecho de compartir sus datos no ha sido bien visto.

El hecho ha convertido el hashtag #WhatsApp en tendencia, en donde cientos de usuarios han mostrado su molestia por este cambio e incluso algunos han amenazado con dejar la red social.

Para WhatsApp el asunto no es menor si reconocemos que el consumidor ahora da especial valor a los datos que comparte y el manejo que las plataformas dan a los mismos.

Sólo como referencia es pertinente mencionar que, de acuerdo con un estudio realizado por Mobile Ecosystem Forum (MEF), AVG Technologies y On Device Research, durante 2015, más del 50 por ciento de los usuarios móviles a nivel mundial aseguraron haber eliminado una app por temas de privacidad y seguridad. Asimismo, un 34 por ciento dejaron de usar una aplicación por la misma razón.

Otras plataformas también recopila nuestra información como nuestra cuenta de Facebook, Google, Gmail, YouTube y otras. Solo que las mayorías nos permiten elegir que datos darle acceso como usuario a la plataforma.

Los usuarios no están contentos

Si eres uno de los que se ha cansado ya de WhatsApp y no quieres aceptar las normas de uso, te proponemos algunas alternativas que puedes utilizar para seguir teniendo mensajería instantánea en tu teléfono móvil sin depender de Mark Zuckerberg y su ecosistema de aplicaciones. Es decir, Facebook Messenger no cuenta. Atento:

-Telegram. Es el principal rival de WhatsApp. Posee conversaciones encriptadas y muchas funcionalidades más que la app de mensajería de Facebook: modo multidispositivo, conversaciones secretas con mensajes que se autodestruyen… y recopila muy pocos datos. Eso sí, «solo tiene» 400 millones de usuarios en todo el mundo, en lugar de los 2.000 millones de Facebook.

-Signal. Es una aplicación de mensajería instantánea tremendamente segura, que en las últimas horas ha experimentado un importante aumento en el número de usuarios precisamente motivado por los cambios de las políticas de uso de WhatsApp, pero también por el hecho de que el propio Elon Musk, CEO de Tesla y hombre más rico del mundo desde esta semana, ha publicado un tuit recomendando a los usuarios que se pasen a Signal en lugar de usar Facebook, compañía contra la que desarrolla una cruzada en los últimos meses.

-Line. Es una app de mensajería instantánea muy popular en Japón. Durante varios años España fue su segundo mercado a nivel internacional, como antesala a Latinoamérica, pero finalmente decidieron centrarse en el mercado asiático al ver que les resultaba difícil competir con WhatsApp.

A pesar de ello, muchos usuarios todavía la emplean fuera de Japón para comunicarse entre si. También cuenta con un ecosistema de casi un centenar de aplicaciones independientes con las que se puede hacer de todo: edición de música, realizar selfies, edición fotográfica, juegos… que son muy empleadas.

-Wechat. Se trata de la app de mensajería instantánea más utilizada en China. Si tienes contactos en el país, personales o a nivel comercial, será la manera de ponerte en contacto con ellos. También cuenta con un ecosistema de aplicaciones propio y el principal problema es su dependencia de las autoridades del país.

-iMessage y Mensajería de Android. Google tiene su propio sistema de mensajería instantánea en Android, mientras que los usuarios de iOS pueden emplear iMessage para comunicarse entre sí. El principal problema es que desde iMessage no puedes enviar mensajes a teléfonos Android y al revés.

En este mundo conectado donde dejamos registros de todas nuestras actividades diarias es imposible que estas empresas de comunicación digital no tomen nuestros datos. Lo importante es usar sabiamente estas herramientas y no compartir informaciones delicadas que puedan afectar a otros y a ti mismo.