Cinco muertos en un tiroteo en un hospital de Tulsa

89
Emergency personnel respond to a shooting at the Natalie Medical Building on the St. Francis Hospital campus Wednesday, June 1, 2022 in Tulsa, Okla. (Ian Maule/Tulsa World via AP)

Un nuevo episodio de violencia con armas de fuego ha sacudido este miércoles Estados Unidos. Un tirador ha matado a cuatro personas y ha acabado suicidándose, según la policía, en el campus del hospital de Sant Francis, en Tulsa, en el Estado de Oklahoma. Cerca de la medianoche de este miércoles no había trascendido ni la identidad ni las motivaciones del agresor, que acudió con un rifle y una pistola. La policía calcula que tendría entre 35 y 40 años.

Este nuevo tiroteo llega poco más de una semana después de la matanza que costó la vida a 19 niños y dos profesores en la localidad tejana de Uvalde y 18 días después de que 10 personas fueran asesinadas en un supermercado de Búfalo, en el Estado de Nueva York. El tiroteo se ha producido el 1 de junio en el 101º aniversario de la masacre racista de Tulsa.

“Hay cuatro personas que fallecieron, tenemos el tirador que está muerto y creemos que se suicidó”, ha señalado el subjefe de la policía de Tulsa, Eric Dalgleish. Richard Meulenberg, capitán de la policía, señaló inicialmente que se trataba de una “escena catastrófica” y que la policía estaba revisando las instalaciones para comprobar si había más víctimas.

La respuesta policial ha sido muy rápida, según las autoridades. Eso puede haber evitado un número de víctimas mayor. La policía ha llegado al campus entre tres y cuatro minutos después de recibir una llamada alertando del tiroteo. Guiados por el sonido de los disparos, los

policías llegaron al segundo piso del edificio Natalie, según explicó Dalgleish a los periodistas. Al cabo de cinco minutos, los agentes se pusieron en contacto con las víctimas y con el sospechoso.

Las imágenes de televisión y las fotografías mostraban decenas de vehículos de los servicios de emergencia desplazados al lugar.

Inicialmente, el jefe de la policía de Tulsa había tuiteado que la policía estaba haciendo frente a un “tirador activo”. “La policía de Tulsa ha respondido a un incidente de tirador activo cerca de la [calle] 61 y Yale. Por favor, manténganse alejados de la zona y cedan el paso a todos los vehículos de emergencia mientras nos ocupamos de la respuesta. Actualizaremos la información a los medios de comunicación tan pronto como podamos reunir los detalles”, ha señalado.

Preguntado por si la policía había revisado y refrescado sus protocolos de respuesta ante tiroteos tras las críticas a la policía de Uvalde por su papel en la matanza en el colegio de primaria, Dalgleish ha señalado, en declaraciones recogidas por Reuters: “Creo que eso está probablemente fresco en la mente de todos”. “Diré que Tulsa revisa ese tema regularmente. Estoy muy contento con lo que sabemos hasta ahora con respecto a la respuesta de nuestros oficiales”, ha añadido.

El presidente de Estados Unidos, Joseph Biden, ha sido informado durante la tarde de este miércoles del tiroteo. Fuentes de la Casa Blanca han señalado que siguen de cerca la situación y que se han puesto en contacto con las autoridades estatales y locales para ofrecerles apoyo.