Bonao, entre la gerencia, las buenas intenciones y la duda

583
Eberto Nuñez, Wellington Mejía y José Paulino, candidatos Alcalde municipio de Bonao.
Antonio Abreu Rodríguez
Opinión:
Perspectiva Electoral 2020
Bonao.-Se acercan las elecciones y el avispero político comienza a desatarse. Entramos en cuenta regresiva hasta el día 16 de febrero  en que el pueblo decidirá entre las propuestas de cuatro candidatos para la posición de  alcalde municipal y  de los miembros de la sala capitular que le acompañarán en el gobierno local.
Wellington Mejía
El ingeniero Wellington Mejía, el más conocido de todos en la arena política local por su larga trayectoria en el Partido Reformista Social Cristiano. Fue Diputado de la República por la provincia Monseñor Nouel, así como director de edificaciones de La Liga Municipal Dominicana.
Un exitoso hombre de negocios de la ciudad de Bonao, quien a diferencia de sus competidores se ha distanciado de su compañera de boleta, considerando probablemente que si no suma por lo menos que no reste.  Mejor solo que mal acompañado como diría algún  despechado, además, si pocos saben o recuerdan quién es la actual vice-alcaldesa nada implica que no será igual en los próximos cuatro años.
En su propuesta de gobierno municipal apuesta a su capacidad de gestión para ofrecer los proyectos que los demás candidatos no se atreven por el nivel de compromiso y la cantidad de recursos que implican. Como es el caso del mercado público, un proyecto de clasificación y reciclaje de basura  y un vertedero controlado o relleno sanitario para la disposición final de los residuos sólidos.
Habla de construir cuatro  funerarias, así como aceras y contenes y la parte más importante de lo que visualiza como su legado: la construcción de estancias infantiles.
Además ofrece educación ciudadana a través de los medios de comunicación, respetar  la ley 176-07, sobretodo en lo concerniente al  40% del presupuesto municipal  que se estipula para inversión.
Se presenta como un potencial alcalde preocupado por el urbanismo, los desechos sólidos  y el ordenamiento del tránsito.
El principal reto que tiene por delante es  superar a dos rivales  con estructuras políticas avasallantes, uno del partido blanco que ostenta el poder del gobierno municipal desde hace casi tres décadas y el otro del partido morado y su maquinaria electoral.

José Paulino (Cheo)

Candidato por el PLD como resultado de la crisis de liderazgo local que sufre el Partido de gobierno en el municipio, más que por sus méritos políticos.
 
Para ganar cuenta con el respaldo de una maquinaria electoral que puede resultar abrumadora a la hora de gestionar los votos el día de las elecciones.
Su principal meta como alcalde será resolver el interminable tema de la basura en el municipio que se encuentra en un momento extremadamente crítico. Sin embargo, su  plan para resolverlo genera más dudas que esperanzas al considerar que el problema radica en el tipo de camiones que se están utilizando actualmente y su plan de establecer puntos de transferencias alimentados por camiones ligeros.
Los camiones que se han utilizado en los últimos años por el ayuntamiento resultan  ser los mismos que utilizan otras ciudades que resuelven eficientemente la recogida de basura. Y los puntos de transferencia nos recuerdan los indeseables vertederos improvisados carentes de lógica y planificación.
Su sueño es lograr la mayor integración posible de la ciudad a través de las instituciones que la constituyen: Iglesias, juntas de vecinos, cámara de comercio, etc para formular una
agenda de desarrollo que trascienda más allá de los cuatro años.
Apuesta al apoyo del gobierno central y de la oficina senatorial para alcanzar sus metas.
En cuanto al mercado público su plan es intervenirlo en coordinación con los comerciantes que habitan ahí.
Plantea la construcción de un matadero municipal  en alianza con el sector privado.
Tiene  planes de convertir a Los Arroces en un  pulmón ecoturístico, así como a Caribe y El  Verde. En Villa liberación convertir la calle Francisco Villa Espesa en una avenida de acceso  y enlace a Las Flores, Las  Mercedes y el barrio Puerto Rico.
El principal reto de Cheo Paulino de cara a las elecciones es superar 26 años de sequía en el municipio de un PLD cuya escisión posterior a las primarias del pasado mes de octubre se ha tornado casi letal.

Dr. Eberto Nuñez
Cimentado sobre la base de un partido que ha tenido el poder municipal por seis periodos consecutivos tomando en cuenta las sindicaturas del PRD, antes de la división que dejó instalado al PRM, Eberto parece bien intencionado. Así como lo parecía en su momento  el actual alcalde quien se convirtió en el 2016 en un fenómeno político, más por su condición de víctima por la coyuntura del momento, que por sus habilidades gerenciales o sus dotes de liderazgo. El frustrante resultado de la complacencia del pueblo con el doctor es más que conocido.

Su prioridad en caso de ganar la alcaldía será  declarar guerra a la basura, con la meta de tomar el control del problema en un plazo no mayor de 45 días.
Sobre el mercado público tiene planes de intervenirlo, no construir uno nuevo por falta de recursos.

La obra cumbre de su gestión municipal sería la construcción de un matadero municipal, entendiendo que no resulta un proyecto muy costoso.
Además promete  «Llevar a la alcaldía de Bonao a ser una de las primeras 5 alcaldías del país en transparencia y honestidad»
Dentro del programa de gobierno municipal se incluyen además, la  construcción de aceras, contenes, instalaciones de centros docentes vocacionales en una alianza estratégica con INFOTEP.
Asimismo, el ordenamiento del tránsito vehicular por calles, avenidas y carreteras rurales.
Rescate de las fiestas de carnaval y patronales.
Instalaciones deportivas de la Villa de las Hortensias. Fomento de la Cultura.
También, rescate de los espacios públicos para el esparcimiento de familias, y seguro médico para empleados del cabildo.

Ante la precaria situación y el  estado de abandono que vive Bonao como consecuencia de  la gestión de cuatro alcaldes en seis periodos consecutivos  de su partido en el gobierno municipal, su principal reto será el de convencer a unos votantes,  que podrían mostrarse más cautelosos y progresistas que en otras elecciones,  de que sería un alcalde diferente a todos sus predecesores del partido blanco y que para lograr las metas de su gestión cuenta con el liderazgo y las habilidades necesarias, más que  solo con  buenas intenciones.

Pablo Roberto Saviñón
Por el partido Alianza País  y con remotas posibilidades en este certamen electoral representa la candidatura de la resistencia y la dignidad.
Aunque carece de una estructura que le garantice competir al nivel de sus contendores, ha establecido su estrategia en la conquista del voto de los indecisos, que según ha explicado en algunas entrevistas representa el 60% de los ciudadanos hábiles para votar.
En su plan de gobierno promete resolver el problema del desagüe pluvial, mediante el saneamiento permanente de los canales y desagües pluviales a través de un departamento de mantenimiento para estos fines.
En este caso deja en evidencia que, al menos para su plan, carece de apoyo técnico para manejar un tema muy importante que merece toda la atención de la alcaldía, pero que su solución implica el concurso del gobierno central y  un trabajo en conjunto con los distritos municipales de Juma-Bejucal y La Salvia- Los Quemados, entre otras cosas.
Por otro lado promete luchar contra el clientelismo con ideas progresistas y centradas en la gente. Habla de educación ciudadana, salud ambiental, protección de los animales y la renuncia a privilegios y viáticos.
Su reto para las elecciones del próximo 16 de febrero será lograr que su partido Alianza País alcance por lo menos un escaño en la sala capitular.
En caso de lograrlo, el regidor por Alianza País deberá ser el   profesor Edelvis García Herrera, un punto luminoso en ese partido y en todo el municipio de Bonao, incansable luchador social y ambientalista de amplia solvencia moral.
El pueblo decidirá
En pocos días, nueva vez el pueblo será el arquitecto de su destino, con la oportunidad de decidir  a quién quiere como alcalde.

Esperamos que este se un proceso electoral sin traumas, que gane la voluntad popular. Que quienes resulten perdedores tengan la madurez necesaria para reconocerlo a tiempo y así  evitar especulaciones innecesarias que afecten la paz social.

Después de las elecciones la vida continúa.