Anuncian diálogo entre la oposición y el gobierno de Maduro

232
CARACAS, Venezuela— Con los auspicios del Vaticano y la UNASUR, el gobierno del presidente Nicolás Maduro y la oposición iniciarán un diálogo formal el 30 de octubre en la isla venezolana de Margarita.
Monseñor Emil Paul Tscherrig, representante del papa Francisco en la capital venezolana, hizo el anuncio el lunes poco después de que el pontífice recibió a Maduro en el Vaticano, a quien exhortó a establecer «un diálogo sincero y constructivo» en Venezuela para aliviar el sufrimiento de la población, especialmente de los pobres, según informó la Santa Sede.
Tscherrig es nuncio del Vaticano en Argentina.
Pese a que el anuncio de la activación de un diálogo entre las partes fue bien recibido por muchos y avalado por Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la coalición opositora, varios prominentes líderes opositores como el excandidato presidencial Henrique Capriles manifestaron su inconformidad.
Capriles aseguró que ni siquiera el documento leído por Tscherrig fue sometido a consideración de la totalidad de los miembros de la Mesa de la Unidad Democrática, que agrupa a una treintena de partidos y organizaciones de oposición.
«Cuidado monseñor. Nos enteramos de un diálogo por televisión», dijo Capriles en su programa semanal de radio, y afirmó que las condiciones para conversar son inexistentes.
La oposición ha dicho que, antes de participar en cualquier diálogo formal, el gobierno debe liberar a decenas de opositores que son considerados como presos políticos y aceptar el referendo.
Las tensiones en este país sudamericano se intensificaron luego que el jueves las autoridades judiciales y electorales decidieron suspender una campaña de recolección de cerca de cuatro millones de firmas para someter a consulta la salida de Maduro, cuya popularidad ha ido en descenso.
En el escrito «no se habla del golpe que acaban de dar, al robarnos el referendo», enfatizó Capriles, quien recordó que la víspera la Asamblea Nacional, controlada desde enero por una mayoría opositora, votó a favor de considerar la decisión de bloquear dicha consulta popular como un golpe de Estado con participación del gobierno.
La alianza opositora había pedido insistentemente la presencia de un representante del Vaticano para acompañar a los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero, de España; Martín Torrijos, de Panamá, y Leonel Fernández, de la República Dominicana, que son vistos como favorables al gobierno y que venían promoviendo desde mayo pasado el diálogo, con el respaldo de la Unión de Naciones Suramericanas.
«Para los demócratas venezolanos constituye un triunfo la presencia del Vaticano en el conflicto venezolano», afirmó la coalición en un comunicado divulgado en la noche, en el que destacó que la presencia de Tscherrig se registra «precisamente cuando el Régimen secuestra judicialmente el Referendo Revocatorio».
El Caribe