Una lista elaborada con proyecciones de We Are Social y Kepios colocó a WhatsAppcomo la marca líder en el mercado de aplicaciones de mensajería, seguida de Facebook Messenger y WeChat.

En américa latina, WhatsApp goza de enorme popularidad, lo que dicta que los latinos invierten mucho tiempo en ella. Según la encuesta “¿Cómo usan WhatsApp los latinos? Estudio 2019” de Comunicación Política Aplicada, específicamente 17.37 por ciento pasa más de seis horas en promedio en el chat.

Es por ello que cada movimiento en ella cobra una enorme relevancia en la comunicación en la vida cotidiana.

 ¿Te imaginas que un día de pronto te bloqueen la cuenta? Esto puede ocurrir a millones de personas.

Si su app arroja un mensaje de “temporalmente prohibida”, significa que es probable que esté utilizando una versión no compatible y deberá cambiarlo.

En un comunicado en el blog de la compañía, detallan que bloquearán temporalmente las “cuentas que usen una versión no compatible de WhatsApp en lugar de la aplicación oficial”.

Y es que las apps diseñadas por terceros pueden no cumplir con todas las garantías de seguridad que ofrece la versión oficial, y por tanto, no puede permitir que usen sus servicios.

La firma menciona específicamente a GB WhatsApp y WhatsApp Plus, que los usuarios descargan por canales no oficiales.

Cómo evitar el bloqueo

Si tienes algunas de estas aplicaciones y no quieres quedarte sin tu cuenta, la solución es fácil. Y única: borrarla.

WhatsApp recomienda que antes de hacerlo guardes el historial. Así podrás recuperar los mensajes que hayas enviado y recibido previamente.

Para hacerlo desde la versión modificada tienes que buscar alguna opción que diga almacenar, archivar, storage o back up.

Cuando ya te hayas descargado la aplicación de WhatsApp legítima, ve a copia de seguridad y después presiona restaurar.

WhatsApp debería empezar a descargar todos tus chats preexistentes.

Seguridad es lo más importante

La seguridad es un tema prioritario en la app. El año pasado se registró un nuevo modus operandi que se implementaba en WhatsApp para robar información de los usuarios. Los hackers podían tomar control del chat con un solo mensaje y continuar con el robo de cuentas con alguno de los contactos.