La primera campaña de Cora como mánager deparó logros históricos

19

LOS ÁNGELES. Es difícil creerlo ahora, después de todas estas victorias. Pero la era de Alex Cora en Boston comenzó con una derrota, más bien brutal.

Era el juego inaugural de la campaña, a finales de marzo en el Tropicana Field. Ninguno de los movimientos dispuestos por el piloto boricua funcionó. El bullpen dejó escapar una gran ventaja y cayó por 6-4 ante los Rays de Tampa Bay.

Ningún fanático en Nueva Inglaterra lo admitirá ahora. Pero seguramente alguno dudó que Cora fuera la opción idónea para dirigir a los Medias Rojas.

“Así es el béisbol”, afirmó Cora esa tarde. “Sabemos que esto puede ocurrir… Supongo que mejoraremos”.

Lo hicieron.

Con una presencia que infundió tranquilidad aún en las situaciones más apremiantes, Cora coronó una de las mejores campañas por parte de un manager debutante en la historia, y guio a Boston al título de la Serie Mundial.