Cerro de Maimón: la minería de RD vista desde lo profundo

124
Cerro de Maimón, ubicada en el municipio del mismo nombre de la provincia Monseñor Nouel, será la primera mina subterránea del país, aunque actualmente opera a cielo abierto. Será operada por la Corporación Minera Dominicana (Cormidom), de capital asiático, y tiene como su casa matriz la corporación Perilya Limited.
El cambio de operación de cielo abierto a subterránea le permitirá a la empresa comercializar US$2,000 millones

Maimón, Monseñor Nouel.- Hablar de mina subterránea en la República Dominicana es poco común. Y lo es porque en el país no existen minas de ese tipo. Cerro de Maimón será la primera, y para conseguirlo trabaja a toda capacidad bastantes horas cada día.

Las máquinas perforadoras y el personal que constantemente están aquí en movimiento permiten tener una idea general sobre el curso que llevan los trabajos. Hasta ahora Cerro de Maimón funciona a cielo abierto y cuando haga el cambio podrá duplicar la tasa de producción actual, con proyecciones de generar más de US$2,000 millones por la comercialización de minerales, de acuerdo con informaciones ofrecidas a elCaribe por Jonathan Ruiz, gerente de Operaciones de la Corporación Minera Dominicana (Cormidom), la empresa que opera la mina.

Ruiz estuvo en la entrevista junto al presidente Paul Marinko. Ambos recibieron al equipo de este diario, que acudió al lugar a conocer con detalle los variados procesos que se realizan.
Posteriormente, mientras se hacía un recorrido por todo el campo, se incorporó Elizabeth Mena, vicepresidente de Cormidom.

El recurso mineral ha crecido bastante a través de perforaciones de exploración, según indica Ruiz y eso ha permitido que la mina pueda extender su vida por muchos años más y ha posibilitado replantearse trabajar a nivel subterráneo y aumentar la producción.

Cormidom opera la mina Cerro de Maimón, en Monseñor Nouel, con una concesión para extraer y procesar minerales metálicos. Esa concesión es de aproximadamente 3,400 hectáreas. La mina cuenta con yacimientos de concentrado de cobre y concentrado de zinc. La empresa es de capital asiático, siendo su casa matriz la corporación Perilya Limited. Cormidom es la única empresa metálica que opera con una concesión en virtud de la Ley 146-71. No posee contrato especial. Cerro de Maimón era inicialmente una mina a cielo abierto que inició sus operaciones a finales de 2008, con una proyección de extracciones hasta el 2024.Producía inicialmente concentrados de cobre y precipitado de oro y plata. Sin embargo, el depósito de óxido del que se extraía el precipitado de oro y plata se agotó en el 2015, cesando las operaciones en esa área.

De acuerdo con informaciones ofrecidas por Comirdom, a finales de 2015 se modificó la planta de procesamiento, lo cual permitió la producción de concentrado de zinc. Esa modificación fue realizada de la mano de técnicos dominicanos. “Es la única en el mundo y ha sido objeto de estudios y análisis científicos; de hecho, ha marcado un hito en la minería mundial”, indica la empresa.

Desde el 2015 hasta el 2017 la empresa se embarcó en un plan de exploración a gran profundidad con el objetivo de estudiar un recurso minero y extender la vida útil de la misma. A la fecha, Cormidom ha logrado perfeccionar su técnica para el procesamiento de concentrados de zinc, incrementando significativamente la calidad del producto, el cual es vendido a fundidores alrededor del mundo para producir metal.

En lo profundo

Desde 2017, Cormidom obtuvo la autorización de la casa matriz, Perilya Limited para realizar los estudios de factibilidad de una extensión subterránea de la mina hasta el 2032. “El proyecto subterráneo ha sido posible porque Cormidom pudo utilizar la planta de procesamiento de superficie existente, los vertederos de desechos, las instalaciones de relaves y los estanques de almacenamiento y otra infraestructura para la mina subterránea”, responde Jonathan Ruiz cuando este diario le formula una pregunta sobre el tema del subterráneo.

Las cifras que se manejan plantean que la mina representará una inversión durante su vida útil de aproximadamente 1,300 millones de dólares. En la etapa inicial del subterráneo la inversión alcanza los 100 millones de dólares. Desde el año 2009, Cormidom ha aportado a la economía nacional un total de RD$26,540 millones en divisas por concepto de exportaciones de minerales e ingresos tributarios superior a los RD$2,724 millones, según los datos ofrecidos.

La mina ha generado 550 millones de dólares en divisas directas por ventas de exportación, lo que ha generado cerca de 55 millones de dólares en impuestos de ingresos corporativos para el Estado. Mientras, que se han generado impuestos por empleados, seguridad social, aranceles de importación y otros cargos gubernamentales de aproximadamente 29 millones de dólares. Cerro de Maimón ha pagado unos 6.5 millones de dólares al municipio donde está enclavado, por concepto del Impuesto Ambiental. Cada año de operaciones, la mina tiene gastos operativos de unos 70 millones de dólares, que van a la comunidad local, además de los salarios y pagos de servicios. Durante toda la vida de la mina se esperan unos 1,750 millones de dólares en divisas generadas por ventas brutas. Las ganancias brutas se estiman en unos 487 millones de dólares. Los impuestos generados, incluyendo regalías netas, Impuesto Sobre la Renta y tasa municipal, se proyectan en unos 180 millones de dólares.

Cormidom ha logrado perfeccionar su técnica para procesar concentrados de zinc, elevando la calidad del producto.

De la zona

El capital humano proviene en un 91% de la misma provincia Monseñor Nouel, y el 20% es de género femenino, asegura el gerente de Operaciones. Cormidom actualmente genera unos 400 puestos de trabajo (directos), y un mayor número de empleos indirectos, gracias a la cadena productiva propiciada por sus operaciones. Cada uno de esos empleados debe cumplir una serie de normas que tiene la empresa, incluida aquella de cero tolerancias al alcohol y a las drogas. “Es importante que la empresa lo haga”, sostiene Ruiz, mientras muestra algunas de las labores que cada día se realizan en el lugar. El nivel de eventos en Cerro de Maimón (accidentes mientras se labora) actualmente es de cero por ciento.

Cuando se aborda la parte del impacto social de la empresa, Cormidom asegura que tiene una política de preferencia para la compra de bienes y contratación de servicios a nivel local, que genera un encadenamiento productivo sostenible.

Cerro de Maimón es la primera mina metálica en obtener una licencia ambiental, la primera mina metálica en operar con minerales de cobre y zinc y la primera en tener una planta de tratamiento de ósmosis inversa. “Eso quiere decir que Cormidom siempre ha estado en la avanzada y en la innovación constante. Y esto de comenzar ahora a operar en la mina subterránea nos extiende mucho la vida útil. Se aumenta significativamente la cantidad de empleados, porque la mina crece, en el sentido de que se necesitarán mucho más maquinarias especializadas y ese tipo de cosas. Entonces, se requerirá mucho más personal y se va a generar un montón de cosas nuevas y tecnología que en el país no existe. Esos equipos subterráneos son de última generación”, expresa Ruiz.

Cormidom ha contratado expertos, especialmente latinoamericanos, de Colombia, Perú, Chile y México, que son países mineros propiamente, para que vengan a República Dominicana a entrenar el personal local. De esa manera se va a haciendo la transmisión de la tecnología de esos países al personal dominicano.

Las explicaciones dadas por Cormidom indican que la diferencia entre una mina que opera a cielo abierto y una subterránea es significativa, si se toma en cuenta que cuando se tiene operación a cielo abierto la huella es mucho más grande. “Cuando se opera de forma subterránea el impacto es mucho menos. En el subterráneo cambia el enfoque de seguridad. Hay que proteger siempre la integridad del personal que está trabajando”, dice Ruiz. Cerro de Maimón es operado bajo los principios de minería responsable. Posee una planta de cogeneración de electricidad a partir de biomasa (Bagazo de Caña), siendo única minera operada enteramente por energía renovable.

La responsabilidad social está incluida

Por vía de la Fundación Cormidom, la empresa ejecuta su programa o plataforma de acciones sociales en el municipio de Maimón y zonas aledañas, las cuales han beneficiado con acciones como la instalación y el restablecimiento de líneas de transmisión eléctrica; reparaciones viales y de viviendas; donación y adecuación de terrenos para la construcción de planteles educativos; mantenimientos correctivos a acueductos locales; becas universitarias y técnicas, entre otras iniciativas. Los estándares de sostenibilidad y responsabilidad social de Cormidom están basados en la ISO 26000. Sus ejecutivos aseguran que la empresa en una de las mineras mejores valoradas de la región.

https://www.elcaribe.com.do/2019/02/05/panorama/dinero/cerro-de-maimon-la-mineria-de-rd-vista-desde-lo-profundo/