Abinader asegura pondrá fin al “desorden migratorio” si gana elecciones en 2020

125
Santo Domingo.- El aspirante presidencial Luis Abinader afirmó que de llegar a la Presidencia su gobierno hará una revolución, consistente en cumplir y hacer cumplir la Constitución y las leyes al referirse al tema migratorio.

Llamó la atención sobre lo mal que anda República Dominicana en materia de institucionalidad, cuando quienes aspiran a dirigir la Nación asumen el cumplimiento de la Constitución y las leyes como una reivindicación fundamental, cuando es responsabilidad y obligación de las autoridades.

Hizo el planteamiento al puntualizar que el descontrol migratorio, sobre todo en el caso de los ciudadanos haitianos, es una consecuencia directa de que las autoridades no cumplen con la ley ni los reglamentos que deben regir a todas las personan que llegan y circulan por el país.

Reiteró su criterio de que las autoridades no deben permitir que en el país circulen personas en situación irregular, desde el punto de vista de las leyes migratorias, como no se permite en ningún país medianamente organizado.

Dio garantías a la población que de ganar las próximas elecciones, como presidente de la República pondrá fin al desorden migratorio, en base al cumplimiento riguroso de la ley, y siempre respetando los derechos humanos de quienes pudieran resultar afectados por el cumplimiento de las normativas nacionales.

Sostuvo que una considerable carga migratoria no regulada, tiene serias implicaciones de seguridad, salud, educación, económicas, y en general sobre la posibilidad de una adecuada prestación de los servicios públicos del país.

Dijo que la mano de obra haitiana es una realidad en el país, que debe emplearse conforme las necesidades de la producción, pero siempre en base a un esquema de control y regulación.

Dijo que al conversar con patronos y trabajadores de las fincas bananeras de la Línea Noroeste, los primeros le han admitido que del 80 al 90% de su personal es haitiano, y los segundos le dicen que en la gran mayoría están desempleados.

“Eso revela la realidad de que las condiciones de trabajo son difíciles de aceptar para los dominicanos, y yo al frente del gobierno lo que haría es incentivar la remuneración que pagan los bananeros a los trabajadores dominicanos, dándoles seguro de salud y familiar, y adecuada educación, planes de viviendas y en general mejorando sustancialmente sus condiciones de trabajo y de vida”, explicó.

Con eso se evitaría que nuestros trabajadores no se vean obligados a aventurarse a ir a las periferias de las grandes ciudades del país, a incrementar las masas que viven en condiciones marginales y de hacinamiento, mientras su espacio laboral lo llenan los haitianos, acotó.

Abinader ponderó que un mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo de los dominicanos contribuirá a controlar la migración y al mismo tiempo mejorará la competitividad y la productividad económica, y puntualizó al respecto que ningún país puede desarrollarse sin una mano de obra estimulada por operar en un ambiente adecuado.

Asimismo, explicó que la mayoría de la población está decidida a darle una oportunidad al Partido Revolucionario Moderno (PRM) para que ascienda al poder en las próximas elecciones y materialice los cambios que el país requiere.

Sin embargo expuso que para ganar ese apoyo la dirigencia y militancia del partido tienen que mantener y profundizar la conducta cívica que están demostrando con la convención para elegir a toda la dirigencia del partido, y ser coherentes con la defensa de los principios que deben normar una democracia moderna.

“El pueblo nos está observando, está viendo que vamos bien, pero que debemos mantener y profundizar la conducta de civilidad, de orden y de compromiso con la renovación política que estamos dando”, declaró Abinader.

En otro aspecto, Abinader expuso que la Ley del Régimen Electoral que cursa en el Congreso, incluyendo topes a la inversión publicitaria en las campañas y regulación de las acciones de los poderes estatales, tiene pocas contradicciones fundamentales entre los principales partidos y existen condiciones para que sea aprobada.

Dijo que a esa ley corresponde reglamentar los procesos electorales para que puedan cumplir disposiciones constitucionales que mandan a la Junta Central Electoral a celebrar elecciones equitativas y transparentes.

En cuanto a la Ley de Partidos Abinader reiteró su criterio de que debe establecer que las candidaturas de los partidos sean elegidas por sus respectivas militancias, en reconocimiento a sus derechos adquiridos.

En el caso de las llamadas primarias abiertas, ya fueron objeto de un fallo de inconstitucionalidad, por lo que no tendría sentido que el Congreso Nacional incluya ese método en la normativa que regula la vida de los partidos, puntualizó.

Abinader expuso sus opiniones al ser entrevistado anoche por el comunicador Pablo McKinney, en Color Visión, canal 9.

http://eldia.com.do/abinader-asegura-pondra-fin-al-desorden-migratorio-si-gana-elecciones/